Estás crónicas me están costando más de lo que pensaba por varios motivos. Primero, no