Llevo una semanita que se me ha hecho eternamente eterna, mi cabeza no ha parado