Ayer fue una vuelta a realidad con un shock al cuerpo después de la primera